El año 2019 es un año importante en lo referente a la facturación electrónica. A partir del 18 de abril se pondrá en marcha el nuevo modelo de factura electrónica europea con el fin de unificarla. Y es que durante este último año su uso no ha hecho más que crecer. Según el último estudio de Implantación de la factura electrónica en España, el uso de la facturación electrónica ha aumentado un 14.92% en el 2018 con respecto al año anterior.  Entre los motivos de este aumento, uno de los más atractivos es el ahorro. Te explicamos todo en lo que puedes beneficiarte con el uso de la factura electrónica.

  • Ahorro en costes

Este es un elemento clave y que supone realmente un punto de inflexión con respecto a la factura tradicional. Se calcula que supone un ahorro entre el 60 y el 80% con respecto a la factura en papel. La cantidad de papel ingente que se consume con la factura tradicional es un gasto enorme para la empresa. No sólo eso, además hay que gastar también por el envío postal que ésta supone. Y como receptores también es un gasto importante. Por un lado está el coste de la impresión y el envío, y por otro, la recepción y el archivo.  A esto hay que sumarle el gasto en manipulación, tratamiento manual, archivo, etc. En definitiva, una suma de costes que con la factura electrónica se ven reducidos de manera importante.

  • Ahorro en almacenamiento

Otro de los puntos fundamentales en cuanto al ahorro que supone la factura electrónica es el ahorro en almacenamiento. Está claro que ganas espacio con el uso de la factura electrónica. La digitalización de la emisión y recepción de facturas permite que el espacio destinado a su archivo ya no sea necesario, pues se guarda todo en el ordenador.  Pero no sólo ganas ese espacio, también calidad y optimización en la gestión del almacenamiento de las mismas. El sistema de archivo se agiliza, haciendo que éste sea más eficaz y automático. Así pues, no hace falta “guardar una copia en papel”. Todo está dentro de tu plataforma, seguro, organizado y fácilmente localizable.  

  • Ahorro en tiempo

Muy relacionado con lo anterior, pues el ahorro en tiempo es casi una consecuencia del ahorro en almacenamiento.  Está claro que con la factura electrónica se agilizan procesos. Y no sólo de una persona, sino de varias. La realización, emisión y recepción de la factura tradicional conlleva una inversión de tiempo importante de al menos 2 personas en la empresa, haciendo una previsión simple. Así pues, con la facturación electrónica, no sólo automatizas un proceso fundamental para la empresa, sino que además permites que el tiempo que ese proceso requiere en las personas de tu empresa, lo puedan invertir en otras tareas más importantes que se traduzcan en una mayor eficiencia en la gestión.

  • Ahorro medioambiental

Realmente el beneficio medioambiental del uso de la factura electrónica es sustancial. Se calcula que se pueden ahorrar 9.000 millones de hojas de papel al año, lo que reduce la tala de árboles y la deforestación global de una manera  importante. Y si a esto le sumamos que casi el 90% de los residuos de una empresa son generados por el uso del papel y del cartón, la introducción de la factura electrónica hace que esos residuos se reduzcan de manera drástica. Una doble consecuencia positiva: reducción de la tala masiva de árboles y por otro, reducción en la generación de residuos.

Como ves, con la factura electrónica son todo ventajas. Es ágil, segura y además, va a ser obligatoria. Así pues, da el paso y si tienes dudas, contacta con B2Brouter, estaremos encantados de ayudarte a reducir los costes de tu negocio.

Date de alta gratis

Más de 100.000 empresas utilizan B2Brouter.

Darme de alta
Y empieza a enviar facturas electrónicas desde ahora mismo